Presentación

Para mas información contactar con info@glemm.org

 

 

PREÁMBULO

A   L\G\D\S\A\D\L\M\

“Hombre, tienes dos oídos para escuchar el mismo sonido, dos ojos para percibir el mismo objeto, dos manos para ejecutar el mismo acto.

Asimismo, la Ciencia Masónica, la Ciencia por excelencia, es esotérica y exotérica. El esoterismo constituye la Idea, el exoterismo la Estructura.

El exoterismo se aprende, se enseña, se da. El esoterismo, ni se enseña ni se da: Viene de lo ALTO.” 

La Francmasonería de los Ritos Egipcios de Menfis-Mizraim, igual que otras escuelas filosóficas, propone un acompañamiento a la búsqueda activa y desinteresada, a través de una estructura humana que sea un medio y no un fin, basada en la elección entre iguales.

En esta estructura, actuar significa aceptar el riesgo permanente de cuestionarse a uno mismo sin por ello caer en la duda existencial.  

En esta estructura, actuar significa poner en la picota a nuestro ego, sincera e íntimamente, para que, precisamente, sea el fondo de nosotros mismos el que recobre y tome la Palabra. 

En esta estructura, actuar significa ponerse a estudiar el Rito sin calificar nunca a otros de superior o de inferior. También, en el momento de asumir los Oficios hay que hacerlo con una humildad efectiva, que, a su vez, forma parte integral de ese mismo Deber, término tan generosamente empleado y tan a menudo pervertido.  

La Gran Logia de España de Menfis-Mizraim no tiene otra pretensión que la de recuperar la infinita Sabiduría que nos viene del Antiguo Egipto y que a través de los siglos podemos encontrar en tantas Tradiciones, aunque algunas no recuerden su fuente e incluso acabaron por romper las columnas de sus orígenes. Tampoco pretende ser, de ninguna manera, " La Verdad ", lo que no sería sino otra blasfemia.  

Sus rituales (otros hablarían de liturgia) se apoyan sobre una transmisión materializada por una patente visible y no sobre cualquier documento "copiado-pegado" rebuscado por aquí o por allí. A este nivel, pretende fijarse en lo que se llama la regularidad de origen de una Orden sin cerrar por eso sus puertas a los HH\ y a las HH\

La Gran Logia de España de Menfis-Mizraim deja en libertad a sus Talleres para trabajar en feminidad, en masculinidad o en mixticidad, pero ningún Taller puede negar el acceso a un Hermano o a una Hermana por su sexo, acoge a los profanos según un procedimiento simple y transparente; confirmando así, como debe ser, que el único secreto está en la piedra, que se ofrece a sí misma, para el corte, para la talla. Ellos (Ellas) los (las) inician, los (las) pasan y luego los (las) exaltan según los poderes que les han sido conferidos en el seno de Talleres libre y voluntariamente federados según la Ley.

Integra del mismo modo a los Masones y a las Masonas que vienen de otras obediencias y que desean conservar un vínculo paralelo, conscientes de tener que asumir las diferentes cargas (gastos) de la doble afiliación. 

La Gran Logia de España de Menfis-Mizraim no hace proselitismo.

La Gran Logia de España del Rito Antiguo y Primitivo de Menfis-Mizraim es una Federación Libre de Logias Soberanas. Es una Obediencia Masónica Plural, o sea, está formada por Logias Femeninas, Masculinas y Mixtas. Nuestra Patria es el Mundo; y nuestra Familia, la Humanidad, es nuestro lema.

El Rito Antiguo y Primitivo de Menfis-Mizraim es un Rito Deísta, lo que implica la invocación del SUBLIME ARQUITECTO DE LOS MUNDOS o GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO; y Espiritualista, lo cual exige la creencia en la Inmortalidad del Alma o, al menos, la de una perennidad póstuma para el HOMBRE. Pero ahí, se detiene el “Dogmatismo” del Rito, que no está ligado y no depende de ninguna religión en particular, y, desde siempre, deja a sus Miembros en una plena y total libertad de opinión (Extracto de las Grandes Constituciones y Reglamentos Generales).

ALGO DE HISTORIA

La Gran Logia de España de Menfis-Mizraim es la legítima heredera de la “Soberana Gran Logia Simbólica Española de Memphis y Mizraim” y del “Soberano Gran Consejo General Ibérico”. Fundados en Madrid el 8 de febrero de 1887, se constituyeron, tras abonar los derechos de Patente al Soberano Santuario de Nápoles de Menfis-Mizraim del entonces Gran Hierofante Mundial Giambattista Pessina, el 10 de enero de 1889, aunque luego, en 1894, se alinearon definitivamente con el Soberano Santuario de Gran Bretaña e Irlanda del Gran Hierofante Mundial John Yarker. El 21 de marzo de 1889, y al amparo de las leyes españolas, se constituyó y legalizó el “Soberano Gran Consejo General Ibérico” y su “Soberana Gran Logia Simbólica Española de Memphis Y Mizraim”. Su primer Gran Maestro fue Manuel Gimeno y Catalán, siendo su Gran Secretario Isidro Villarino del Villar. El Rito Antiguo y Primitivo de Menfis-Mizraim fue llamado “Rito Nacional Español”, debido al “Desastre de 1898” (Invasión estadounidense de Cuba, Puerto Rico, Guam y Filipinas), se produjo una gran represión a la Masonería, origen también del exilio de muchos HH., entre ellos de su entonces Soberano Gran Maestro Isidro Villarino del Villar.
El segundo Gran Maestro fue Enrique Pérez de Guzmán, Marqués de Santa Marta (suegro del general Narváez). Fue Isidro Villarino del Villar su tercer Gran Maestro, en 1894, quien, a su vez, fue nombrado Sustituto del Gran Hierofante Internacional de Menfis- Mizraim John Yarker. Tras exilarse en París, Isidoro Villarino del Villar funda en esta ciudad la “Respetable Logia Humanidad” del Rito Nacional Español. Asimismo, tal y como indica el propio Papus, (el Dr. Gérard Encausse natural de La Coruña y primer Gran Maestro para Francia del Rito Antiguo y Primitivo de Menfis-Mizraim) Isidro Villarino del Villar fue su maestro, y, quien lo inició en la Logia Humanidad que fue la Logia Madre del Rito Antiguo y Primitivo de Menfis-Mizraim en Francia. Posteriormente, la Logia Humanidad fue trasladada a Lyón. En esta ciudad, donde todavía está viva la Logia Humanidad, fue iniciado, elevado y exaltado otro gran pilar de la Masonería, en particular, y de la Espiritualidad, en general. Se trata del controvertido René Guénon, que fue Grado 95 de nuestro querido Rito.
Es por fidelidad y lealtad a nuestra propia Historia y Tradición, que nos damos a conocer públicamente en este medio; al objeto de clarificar quiénes somos, de dónde venimos y a dónde queremos llegar, con la ayuda de todos los Iniciados de buena voluntad; que no es sino a la “unión de lo disperso” para, así, conseguir ser mejores personas y, por ende, conseguir una humanidad mejor.